Ludopatía, apostar no solo daña tu economía

Considerada una enfermedad crónica, es es una adicción y trastorno mental en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar y apostar de forma persistente y progresiva, advierte Salud

 

Considerada como una enfermedad crónica, la ludopatía es una adicción y trastorno mental en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar y apostar de forma persistente y progresiva, afectando su salud y economía.
Es común que jóvenes y adolescentes se sientan atraídos por juegos de azar y de apuesta, ya que con la tecnología el acceso a los sitios de juegos en línea es fácil, por ello la Secretaría de Salud recomienda a los padres y madres de familia tomar medidas preventivas ante este padecimiento que afecta la salud de la población en estos grupos de edad.
La ludopatía, también conocida como juego patológico, consiste en una conducta repetitiva y persistente de jugar por dinero, que de manera paulatina va dominando las actividades de quien la padece y expone a la persona a diversas consecuencias negativas.
Entre las consecuencias de este padecimiento es de resaltar el fenómeno llamado “síndrome de abstinencia”, el cual se manifiesta cuando la persona deja de jugar y presenta síntomas físicos como temblores, sudoración, dolor de cabeza y náuseas, similares a los que se muestran con el consumo de sustancias.
En cuanto a los síntomas psicológicos que causa la ludopatía como trastorno mental, éstos son: inestabilidad emocional, ánimo depresivo, pensamientos obsesivos, insomnio, entre otros.
Es preciso mencionar que los juegos de azar y apuestas también afectan la economía de la persona adicta, si sus finanzas no son a favor, esto le acarrea problemas de salud como depresión, problemas cardiacos y enfermedades del hígado, por mencionar algunas.
Ante esta problemática, la Secretaría de Salud desarrolla acciones para fomentar el juego responsable entre las personas que asisten a los centros de sorteo y apuesta, que la persona sea capaz de controlar su conducta de juego y establecer límites para evitar consecuencias y daños a la salud.

Compártelo con quien tu quierasShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =

¿Necesitas ayuda? ¡Llámanos!