El problema de las apuestas al que se enfrentan miles de jóvenes (y sus familias)

La proliferación de locales de apuestas y el juego online suponen un riesgo muy evidente de desarrollar ludopatía a edades muy tempranas.

Leído en As.com:

No es necesario ser muy perspicaz para darse cuenta de la ingente cantidad de locales de apuestas que han surgido en los últimos tiempos a lo largo y ancho de la geografía española. Este fenómeno, que ha proliferado de manera alarmante al amparo de una no menos preocupante falta de regulación, es una amenaza para los más jóvenes por el evidente riesgo a desarrollar conductas ludópatas, un problema que involucra tanto a quien lo sufre y a su entorno.

Pero no solo las salas de apuestas que inundan las ciudades suponen un riesgo, según los datos que maneja la Dirección General de Ordenación del Juegoel sector del juego online, muy accesible desde dispositivos móviles y ordenadores, continúa creciendo de manera muy notable tanto en el número de usuarios, operaciones y cuantía de las apuestas. De hecho, el volumen de negocio no para de crecer, y en 2017 los españoles se jugaron en internet más dinero que nunca, alcanzando en los primeros nueve meses del año los 9.776 millones de euros.

Las apuestas deportivas, el póquer, las máquinas de azar online y la ruleta son las más populares aglutinando el 90,09% del dinero jugado. Para Manuel Isorna, Doctor en Psicología y profesor del Máster Universitario en Prevención en Drogodependencias y otras Conductas Adictivas de la Universidad Internacional de Valencia, “el gancho utilizado para captar a los jóvenes ha sido y están siendo las webs de juego sin dinero. La mayoría de las webs de juegos de azar animan a jugar sin dinero a modo de práctica o de prueba”.

Al jugar sin dinero propio no pesa en los jugadores la responsabilidad de perderlo, pero una vez han probado el juego se sienten animados a arriesgar y entonces es cuando comienzan a apostar dinero”, añade el experto que alerta sobre un dato descorazonador: el 6,4% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años han jugado dinero en internet.

El papel de la publicidad

Uno de los problemas fundamentales es el papel que juega la publicidad en toda la ecuación ya que, a pesar de que la publicidad para el juego presencial está prohibida desde hace años, las webs de apuestas online no sufren las mismas restricciones. Una paradoja que no hace sino agravar la problemática por el fuerte impacto entre la juventud.

“Famosos deportistas se han prestado a realizar anuncios de casinos online retransmitiéndose al día en varios canales de radio y televisión. La imagen es siempre la misma, mientras reparten las cartas, los jugadores sonríen, destilan glamour, y todo con el encanto del juego online. Los intereses económicos son tan fuertes, y quizás tampoco nadie les ha indicado (o sí), que su imagen puede contribuir a que muchos jóvenes acaben desarrollando una ludopatía. Los adolescentes tienen mucha afición al deporte y es un terreno muy fácil para acercarse a ellos”, asegura Manuel Isorna.

Lamentablemente las pérdidas llegarán y es entonces cuando intentarán recuperar lo perdido, y aunque ganen alguna vez, las pérdidas siempre superarán a las ganancias, lo que les llevará a pedir y en ocasiones robar dinero a familiares o amigos”, concluye el experto de la Universidad, que aboga por que educadores y progenitores protejan a los jóvenes y sean capaces de “educarles en un mundo donde el juego está y estará presente y transmitirles que con el juego nunca va a ganar”.

Compártelo con quien tu quierasShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =

¿Necesitas ayuda? ¡Llámanos!