La adicción a Internet provoca que te aísles socialmente y seas desorganizado

El uso de Internet afecta nuestra habilidad de organizar nuestro tiempo, energía y atención 

Estar conectados todo el tiempo genera aislamiento social, intolerancia al aburrimiento y estrés 

Actualmente los seres humanos viven la “Era de la Distracción” debido a que están rodeados de interrupciones provenientes de los aparatos electrónicos que afectan cualquier intento de concentración.

El doctor Greenfield, profesor asistente de la Universidad de Connecticut y fundador del Centro de adicción a la internet y tecnología, explicó en su artículo “Psychology Today” que el uso del Internet, particularmente a través de los teléfonos celulares, puede ser adictivo y afectar nuestra habilidad de organizar nuestro tiempo, energía y atención.

“La facilidad de acceso, la desinhibición, la estimulación del contenido, la distorsión y disociación del tiempo, el anonimato percibido, así como la activación de las vías de recompensa neurobiológicas en el sistema mesolímbico y la corteza prefrontal, contribuyen al poderoso impacto psicoactivo de la Internet”, señaló el médico.

El especialista comparó el uso excesivo del Internet con la adicción a los videojuegos. “Cuando entras a la internet, nunca sabes qué es lo que vas a conseguir o cuan placentero será el contenido…Se trata de la misma impredecibilidad con la que funcionarán las máquinas tragamonedas, y que mantiene a nuestros cerebros conectados en espera de una ‘recompensa’”, explicó.

De acuerdo con el médico, encontrar algo satisfactorio en Internet eleva los niveles de dopamina en el cerebro, una sustancia asociada con sentimientos de recompensa, compulsión y adicción.

Como ésta no es un resultado predecible, es común ver a los usuarios checando constantemente y de manera compulsiva sus teléfonos, aunque la mayor parte del tiempo el contenido les resulte irrelevante o poco satisfactorio.

Este es un comportamiento que nos mantiene automatizados, que genera aislamiento social e intolerancia al aburrimiento. El profesor concluye que básicamente terminamos sobre-estimulados y con problemas de atención y concentración.

 

Actualmente la cultura digital resulta del menosprecio de actividades en “tiempo real”, donde el adicto termina formulando una experiencia que no es válida a menos que se pueda compartir en redes sociales. El comportamiento sedentario, el estrés de estar siempre conectados y la limitada capacidad de atención, son otros de los problemas ocasionados.

Algunas medidas que pueden ayudarte a recuperar la concentración y deshacerte de interrupciones innecesarias son:

Desconectarse de las redes sociales por un tiempo. Los expertos recomiendan hacerlo cada semana, por un día o un par de horas.

Si eres de las personas que lo primero que haces al levantarte y lo último antes de irte a dormir es revisar tu teléfono, entonces deberías probar dejarlo fuera de tu dormitorio o establecer otros límites donde el teléfono tenga “prohibido la entrada”.

Otro consejo que podrías aplicar será llevar el control de uso con ayuda de algunas aplicaciones que te ayudarán a saber cuánto tiempo inviertes en Internet. Algunas opciones son: Offtime, BreakFree o RescueTime.

 

Compártelo con quien tu quierasShare on whatsapp
Whatsapp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on print
Print
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + quince =