Así son las adicciones tecnológicas que presentan los jóvenes y cómo evitarlas

El riesgo de sufrir adicción al móvil es mayor entre las chicas, mientras que ellos tienden a ser más propensos a engancharse a los videojuegos y a las apuestas online, según un informe de la Fundación Mapfre. 
​La Fundación Mapfre y la Universidad de Valencia han creado TecnoTest, una herramienta de screening que permite evaluar y detectar de forma rápida una posible adicción.
Tu hijo adolescente está irritable, agresivo, tiene ansiedad, malas notas… Tal vez es adicto al móvil

Noticia de 20minutos.es:

Las nuevas tecnologías, más concretamente las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están en el punto de mira de los expertos en adicciones, pues cada vez hay un mayor número de personas, sobre todo entre los jóvenes, con trastornos adictivos similares a los que produce el consumo de determinadas sustancias.

Con el fin de analizar este tipo de adicciones entre los adolescentes y con el objetivo de crear herramientas de evaluación que detecten este tipo de adicciones emergente, la Fundación Mapfre ha elaborado junto con la Universidad de Valencia el informe ‘Detección temprana y prevención de adicciones tecnológicas en adolescentes’. En él, a través de una exhaustiva investigación realizada a 2.808 estudiantes entre 11 y 20 años, se han analizado las diferencias en adicciones tecnológicas (videojuegos, móvil y redes sociales) en función de sexo y grupo de edad.

 

 

Móvil y redes sociales, más adictivo para las chicas

Aunque con la llegada de los smartphones los teléfonos móviles cumplen infinidad de funciones, lo cierto es que su principal función es la comunicación con los demás, ya sea a través de las llamadas, redes sociales o las aplicaciones de mensajería instantánea. Su uso está muy extendido entre los adolescentes, sea cual sea su edad y sexos, pero, según este informe, es entre la población femenina donde existe una mayor adicción, 8,2% frente a un 3,2 % de los chicos, y también mayores conductas de riesgo -24,7  frente al 12,0 %-. Este uso indebido del móvil se da sobre todo durante la adolescencia media y tardía -entre los 15 y los 20 años-, etapa en la que los jóvenes dependen más de la comunicación con los iguales.

 

En cuanto al uso que le dan, también encontramos diferencias entre sexos, pues mientras ellas lo utilizan más como vía de interacción social, redes sociales… ellos lo usan tecnologías para demostrar habilidades, competir y ganar. En cuanto a las redes sociales, cabe destacar, según este informe, que las chicas también presentan más tasas de adicción y riesgo de adicción que los chicos, 8,9 y 25 % frente al 4,2 y 13,1 %, respectivamente. Según los expertos, este mayor riesgo de adicción entre las chicas puede deberse a que ellas muestran “mayor dependencia al grupo” y “conformidad con las normas”, necesitan la “aprobación” y estar presentes en la comunidad virtual. De ahí que el informe revele que la “autoestima” de muchas de ellas depende de la cantidad de “likes” que obtienen o de los comentarios de aceptación de su grupo.El WhatsApp, en ambos sexos, es la principal herramienta de comunicación que utilizan los adolescentes.

Videojuegos y apuestas, se multiplican los chicos adictos

Aunque suene tópico, los videojuegos parecen seguir siendo ‘cosas de chicos’, pues tanto el uso como el riesgo de adicción es mucho mayor entre ellos, un 7,1 frente a un 2,3 %. Además, la edad en la que se inician es muy temprana, así como el riesgo de adicción, que es mayor en la adolescencia temprana y en la media, donde la adicción puede alcanza el 13%. En la adolescencia tardía, entre los 16 y los 20 años, los videojuegos van siendo sustituidos por otras tecnologías que permiten una mayor socialización. Los que optan por este tipo de ocio suelen decantarse por videojuegos de rol en modalidad multijugador masivo, que es potencialmente más adictivo que el juego offline. En esta adicción a diferencia de lo que ocurre con las redes sociales y le móvil, sí existen diferencias en función de la renta familiar, y es mayor el riesgo de adicción cuando el nivel de renta es mayor.

En cuanto a las apuestas online, también existe un mayor riesgo entre los chicos, y con una diferencia sustancial, pues mientras el 18,3% de los chicos asegura jugar online, solo lo hacen el 2,2 de las chicas. Según este informe, las apuestas, que empiezan como un juego social, pueden derivar fácilmente en una adicción debido al incentivo del dinero. El peligro se presenta, además, en cualquier franja de edad, incluso entre los jóvenes de 11 a 14 años.

¿Cómo sé si existe una adicción?

A veces es difícil diferenciar un mal uso, un uso abusivo, de una conducta de riesgo o de una adicción. Para ayudar en este diagnóstico, los responsables de este estudio han creado una herramienta de screening que permite evaluar y detectar de forma rápida una posible adicción -o riesgo de padecerla- a alguna TIC entre los adolescentes. Denominada TecnoTest, consta de 24 preguntas, 12 de ellas clave, divididas en 4 categorías: móvil, redes sociales, videojuegos y juego online. No se responde en más de 4 o 5 minutos y si el adolescente responde “Sí” a todas las preguntas claves de cada bloque, se tendrá la sospecha de que existe adicción y se deberá buscar ayuda profesional. Si la respuesta es afirmativa en una o dos, se deberán poner en marcha las estrategias preventivas que se aconsejan en la herramienta. Se puede acceder a TecnoTest pinchando aquí

¿Qué aconsejan los expertos?

Si ya de por sí el riesgo de que los adolescentes sufrieran una adicción a alguna TIC era elevado, este se ha incrementado sustancialmente debido a la crisis del coronavirus y el confinamiento, “esta pandemia ha hecho que muchos adolescentes no solamente utilicen las TIC más que antes, sino que también puedan llegar a depender de ellas con mayor intensidad después de que pase la crisis sanitaria”, afirman Mariano Chóliz y Marta Marcos, investigadores y autores del TecnoTest, por ello, invitan a “estar atentos a que estos nuevos patrones de conducta no generen o agraven las adicciones tecnológicas en los adolescentes”.

Para evitar que esto ocurra, con o sin pandemia, lo más importante es, según Antonio Guzmán, director de Promoción de la Salud de Fundación MAPFRE, “consolidar un hábito de uso que nos devuelva el control y evite que amigos y conocidos decidan por nosotros acerca del tiempo y la forma”. Además, es clave, aprender a reconocer una adicción y buscar ayuda lo antes posible en tu entorno cercano.

Algunas pautas de Antonio Guzmán para controlar estas adicciones son:

•Establecer un horario semanal para programar tiempos de juegos entre la rutina diaria y otras aficiones y no salirse de él.

•Establecer varios momentos al día para revisar los WhatsApp, silenciar las notificaciones en algunos momentos (durante el estudio, los encuentros familiares o la asistencia a espectáculos…) y ser conscientes del gasto que realizan.

•Reforzar las amistades cercanas y dejar en un segundo plano la motivación superflua de ampliar la red social virtual. No utilizar las redes sociales para escapar de los problemas e intentar actualizar el estado o cambiar la foto de perfil solo una vez al mes.

Compártelo con quien tu quierasShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Print this page
Print
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =

Call Now Button¿Necesitas ayuda? ¡Llámanos!